Yoga Para Niños Con Síndrome De Down Es Maravilloso

Todos los niños en el mundo con necesidades especiales son iguales que otros niños, tenemos que acabar con esas barreras de verlos con lastima o diferentes a los demás; por tal razón a través del yoga para niños con síndrome de down podemos aprender muchas cosas buenas.

Yoga para niños con síndrome de down

¿Qué beneficios tiene el yoga para niños con síndrome de down?

Existen muchos beneficios con el yoga como lo fisiológico, neurológico y los emocionales en los niños con capacidades especiales; se obtienen resultados positivos.

La práctica de esta disciplina ayuda al vocabulario del niño, las diferentes asanas con nombres de animales les da agilidad para entender muchas cosas.

Yoga para niños con síndrome de down

¿Cómo ayudan las diferentes posiciones?

Las posiciones que les da el representar de manera física algo los ayuda en la parte educativa y la comunicación funcional, por eso el yoga para niños con síndrome de down es importante para ellos.

El yoga tiene que ser diversión desde cualquier punto de vista para estos niños, si mandamos hacer la posición del árbol tenemos que lograr que un adulto o con la supervisión de un profesional lo puedan hacer, ser creativos y hacer que ellos lo vean muy gracioso.

4 Elementos importantes que debemos utilizar:

  • Cuentacuentos

Podemos narrar historias infantiles que contengan imágenes de animales, el objetivo es realizar las posiciones de estos animales explicándoselo a los niños de la manera más divertida y que ellos lo hagan dándoles el tiempo necesario para que lo logren.

  • Respiración

Para lograr inhalar y después exhalar con los niños, lo podemos hacer con un elemento como lo es la pluma que es sencilla y de manera divertida para que ellos lo vean y logren hacer.

  • Relajación

Aquí le pedimos que se acuesten boca arriba sobre una colchoneta, que cierren los ojos y que piensen en un paisaje que les guste como la playa, un parque, una montaña o montado en una nube; después comenzaras con las respiraciones hasta que se relajen.

  • Música

Con una música suave comenzamos unos estiramientos armónicos con ellos, podemos utilizar por la vía de la expresión corporal, el hacer figuras como un auto, un avión, la moto por decir algunas; si existen problemas de equilibrio, los ayudamos a mantener los brazos o piernas arriba para que ellos vayan concientizando lo que están haciendo.

Para trabajar con el yoga para niños con necesidades especiales debemos tomar nuestro tiempo, no desesperarnos por nada del mundo, siempre manteniendo una sonrisa y hablándoles suave.

Yoga para niños con síndrome de down

Ellos no deben sentir presión alguna para realizar posiciones ni mucho menos imponerles algo que uno quiera, no lo van a entender.

Yoga para niños con síndrome de down

Cada caso es diferente y muy especial, los niños con necesidades especiales son normales, no los obligues a vivir un mundo diferente.