Yoga Iyengar: ¿Qué es?, Beneficios, Posturas + Vídeo

El estilo de yoga iyengar a diferencia de otros tipos de yoga, implemento en su uso accesorios como almohada, mantas, bloques y sillas. Esto le facilita a las personas realizar ciertos movimientos que no son capaces de alcanzar con tanta facilidad mientras se están preparando para ello.

Este yoga ayuda mucho a las personas que tienen sobre peso, padecen de una enfermedad y son personas mayores ya que pueden trabajar con su propio peso sin necesidad de recurrir a maquinas, gimnasios y tratamientos costos.

¿Qué es el iyengar yoga?

El yoga inyengar es uno de los distintos tipos de yoga que existen en esta amplia variedad, es uno de los más extendidos. BKS Iyengar fue su creador y a través de esta disciplina quiso trasmitir todos los conocimientos de la misma.

BKS registro su marca denominada de esta forma “Yoga Iyengar” para garantizar que única y exclusivamente pudieran dictarla los profesores que estuvieran autorizados por él. Estos podían enseñar el ejercicio utilizando dicha nominación.

¿En qué consiste el yoga iyengar?

Todos los tipos de yoga comparten una misma estructura, pero no son del todo iguales. Para que pueda distinguirse debe tener ciertas características que son la principal base de los ejercicios.

En este caso el yoga iyengar consiste en mejorar las posturas hasta llegar a su perfección.  Esto se consigue mediante una alineación y coordinación de todas las partes del cuerpo. Prolongar el tiempo de los asanas para que el cuerpo se vaya acostumbrando cada vez más a ellas.

Controlar la respiración y graduar la dificultad de los movimientos para lograr los objetivos esperados. El objetivo de este yoga es guiar a la persona con mucho cuidado para que de un nivel principiante pase a un nivel avanzado.

Sin embargo esta practica puede ser realizada por cualquier persona medianamente adentrada en este tema ya que cuenta con apoyos o accesorios para realizar sus movimientos, pero no significa que quizás te cueste un poco.

Otros estilos de Yoga

Beneficios de practicar yoga iyengar

Algunos de los beneficios de los tipos de yoga como lo es iyengar es que este en específico busca ganar fuerza en los músculos a través de sus posturas, ya que a mayor prolongación de tiempo es mejor el resultado.

  • Aumenta la movilidad y la estabilidad de nuestro cuerpo, además te recarga las energías elimina la fatiga y te hace sentir calma. Para los pacientes con asma le disminuye el uso de inhaladores y les hace ver la vida con una actitud positiva.  También es utilizado como tratamiento para la escoliosis.
  • El yoga iyengar nos ayuda a ver el presente con otros ojos, como lo hace el yoga en general, ya que te concentras en que tus movimientos salgan a la perfección. Las posturas ayudan a que tus dolores del cuerpo se alivien y mientras más tiempo te mantengas en ellas es mejor.

5 Posturas básicas de iyengar yoga

Postura del camello

iyengar

  • Ponte de rodilla con tu espalda recta.
  • Apoya completamente el empeine del pie sobre el suelo.
  • Pon tus manos en la cintura y echa la cadera hacia adelante.
  • Inhala lo más que puedas
  • Inclínate poco a poco hacia atrás.
  • Lleva tus manos hacía tus talones.
  • Mantén tu cadera justo encima de las rodillas.
  • Quédate en ese asana por 20 segundos y sube poco a poco utilizando tus abdominales para lograrlo.
  • Repítelo unas 5 veces.

Postura de la rueda

iyengar iyengar

  • Comienza relajado sobre tus pies con una mirada hacia al frente.
  • Inclínate poco a poco hacia atrás flexionando tus rodillas levemente manteniendo los pies firmes en el suelo.
  • Toca el piso con tus manos, colocas encima de tu cabeza y alineala con los hombros. Los dedos deben apuntar en dirección hacia los pies.
  • Respira profundo y eleva tu cadera con ayuda del impulso de tus piernas.
  • Levanta tu cabeza con ayuda de tus manos y torso.
  • Cuando lo logres mantente en esa posición por 15 segundos.
  • Exhala lentamente y empieza a bajar todo tu cuerpo al piso.
  • Si deseas repetirlo lo que debes hacer es elevar tu torso, cadera y cabeza. Estira las piernas y codos.
  • Es importante que se cree un arco desde el extremo de tus pies hasta el otro extremo de tus manos.
  • Si no logras hacerlo sin la ayuda, en la imagen se observa que puedes utilizar una silla para ayudarte.

Postura de la sirena

iyengar iyengar

  • Comienza sentado en la postura Dandasana o postura del bastón. Sentado en el piso con las piernas extendidas y la espalda recta.
  • Inclina tu cuerpo hacía el lado derecho mientras que tu mano derecha pasar por detrás de tu espalda y toma el codo derecho.
  • Flexiona tus piernas hacia el lado izquierdo.
  • Coloca tu pie izquierdo sobre el arco de tu pie derecho.
  • La pierna izquierda debe quedar debajo de tus glúteos.
  • Manen tus hombros hacia atrás y hacia abajo.
  • Cambia de lado y haz la misma repetición.

Postura del cuervo

iyengar

  • Comienza con la postura Malasana o postura del día. Agachado de cuclillas con los pies separados y el peso de los glúteos hacia atrás, no en las rodillas sino directamente al piso.
  • Coloca las manos en el suelo con las palmas abiertas y los dedos firmes en el suelo.
  • Mantén presionadas las manos fuertemente contra el suelo.
  • Eleva tu cadera y tus pies.
  • Coloca las rodillas en la parte superior de los brazos lo más cerca que puedas de las axilas.
  • Contrae el abdomen y lleva tu peso hacia adelante para que los codos terminen encima de las muñecas.

Postura parado sobre la cabeza (principiante)

iyengar

  • Arrodíllate en el piso e inclina tu cuerpo hacia adelante apoyando tus codos en el piso.
  • Forma un triangulo con tus codos. Primero pon tus codos alineados debajo de tus hombros y las manos entrelazadas para crear fuerza.
  • Apoya la cabeza dentro de este triangulo.
  • Levanta la cadena y estira las piernas.
  • Camina poco a poco hacia adelante mientras vas montando el peso en tu cabeza.
  • Alinea la cadera sobre los hombros.
  • Dobla primero una rodilla hacía tu pecho y luego doblas la otra hasta que ambas queden flexionadas.
  • Mantén la cadera alineada sobre los hombros para poder crear la estabilidad.
  • Estira poco a poco tus piernas hacia arriba hasta que tu cadena, hombros y pies estén completamente alineados.
  • Te puedes apoyar de una pared mientras logras hacer este asana a la perfección.

Vídeo: Iyengar yoga para principiantes en casa

Aprende cómo hacer el árbol del yoga iyengar y otras posturas sencillas que podrás realizar en casa. Podrás utilizar recursos de ayuda en caso de no poder lograrlo a la perfección.