Conoce El Significado De Namaste En Yoga

El significado de la palabra namaste en yoga consta de gran importancia para aquellos que practica, a fin de cuentas, dentro de las clases u otras situaciones, como aquellas llevadas a cabo por vídeos de YouTube, es una parte esencial, desde su pronunciación al finalizar la clase, como el gesto que la acompaña y que se repite en muchas posiciones.

En pocas palabras, esta es una parte esencial del yoga, sobre todo cuando se trata de contextos donde la relajación y la meditación son el centro de la misma.

La palabra namaste, a veces acentuada como namasté o námaste, está relacionada a diferentes aspectos. En primer lugar, la expresión es equivalente a un saludo en ciertas culturas de Asia del Sur, suele utilizarse con un gesto simbólico, sagrado, llamado Atmanjali mudra: palmas juntas y una ligera inclinación de la cabeza. Tiene más repetición en las culturas budistas, donde se utiliza como muestra de respeto hacia alguien superior antes de dirigirse hacia él.

En segundo lugar, está aquél relacionado al contexto que le da la práctica de yoga, cuyo significado puede no ser tan diferente del mencionado en su traducción, pero que sí encuentra una importancia que todo yogui debería conocer.

¿Cuál es el significado de namaste?

La palabra proviene de uno de los tantos idiomas hablados en la cultura hindú: el sánscrito. Es considerado una lengua sagrada. Para apoyar esta afirmación se ha comprobado que según varios estudios realizados por lingüistas, de alguna forma, es considerado perfecto desde el punto de vista gramatical.

Para quienes lo hablan esto no es sorpresa alguna, porque es un idioma utilizado para dirigirse a los dioses. Los hindúes lo incorporan en sus oraciones, su gesto no solo incluye una inclinación de cabeza, sino además el cerrar de los párpados para intentar conectarse y ver a su espíritu interno, aquél que puede (podrá) comunicarse con la divinidad.

La palabra namaste

posición de las manos en namaste

Al estudiar su significado riguroso, según la etimología se establece que es la unión de dos raíces: «namas», entendido como saludo o reverencia, y el pronombre «te»: a ti. Es decir, en su traducción puede decirse que nos expresa: te saludo o me inclino ante ti.

En la religión, significa que aceptamos o creemos que existe algo parecido a una chispa o energía divina en el otro, ese lado que necesita ascender y conectarse con el dios al que le reza. Por lo tanto, realizar el gesto nos dice que un alma saluda a otra alma.

El yoga se trata de aceptarnos como somos, ser agradecidos por nuestro cuerpo, nuestra vida, nuestro entorno. Al decir este saludo, estamos aceptando a quienes están a nuestro alrededor también.

Significado dentro del yoga

cuándo utilizar el namaste

Lo mencionado anteriormente es parte del significado espiritual que se le otorga a la palabra namaste dentro de yoga, es una manera de reconocer que somos conscientes de la fuerza en la vida, el aspecto divino que intenta conectarse, el «yo» y el encuentro de las energías del universo.

A su vez, los maestros o yoguis lo utilizan para saludar y despedir a los practicantes. Sí, los saludos son especiales para cada cultura o país: «hola» y «adiós», son dos palabras con significados distintos e incluso en algunas culturas se ha romantizado la idea de no der adiós porque significa una despedida demasiado larga. En otras, una palabra puede significar ambas cosas, como el «aloha» o «annyeonghaseyo».

Existen muchas interpretaciones, depende de quien lo entienda, de sus creencias, de su aprendizaje como yogui, puede que se trate sobre lo mejor de nosotros haciendo un saludo en las clases de yoga, lo divino en nosotros saludando a lo divino que está en el otro o «mi yo te saluda en un lugar donde somos uno» o «mi yo bendice a tu yo».

Pero, no solo lo que significa la palabra es importante, también lo es la posición. Para algunos yoguis es una actitud, el juntar las manos en el pecho e inclinar la cabeza tiene una carga de significado por sí solo.

De hecho, esta postura, que antes llamamos como Atmanjali mudra, forma parte de otros tipos de mudras. «Mudra», palabra que también pertenece al idioma sánscrito, es traducido como sello y puede interpretarse como una posición que provoca o insta a un estado interior certero o particular, de allí que no solo forme parte del yoga, sino también en rituales o bailes clásicos sin la necesidad de pronunciar la palabra.

A su vez, es interpretado como una unión. Ya conocemos que la palabra yoga significa unión, pues eso mismo es lo que se reconoce cuando juntamos las palmas en el pecho: el regreso a nuestro corazón, la unión de cada hemisferio del cerebro, lo masculino con lo femenino unido.

Cuándo se utiliza el namaste

significado espiritual de la palabra namaste

El entendimiento de esta palabra probablemente sea más profundo en otros tipos de yoga donde la meditación tenga un papel protagónico. Aun así, el Hatha yoga lo incorpora al inicio y después de clase e incluso durante, cuando nos damos algo de tiempo para ser agradecidos, para relajar nuestro cuerpo, para invitarlo a que conecte nuestra mente con el centro de nuestro ser y ese centro con la tierra misma.

Durante diferentes posiciones se suele recomendar posturas para las manos, por ejemplo: los guerreros, la pose del árbol, etcétera. Entre las opciones se encuentra la unión de ambas palmas, esta es una forma de mantenernos conectados y puede servir para que en nuestro fuero interno repitamos la palabra namaste.

Como se mencionó antes, la palabra está conectada a la meditación, al tipo de yoga donde la participación espiritual es de importancia, por ello está bien si se utiliza en esos contextos. Si tus prácticas son a solas, dilo en voz alto, mantente agradecido con tu cuerpo, salúdate a ti mismo.

Cuál significado puede atribuírsele depende mucho de la persona que practique, así que no temas en explorar las posibilidades cuando estás a solas en casa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS