Las 3 Mejores Posturas De Yoga Para Adelgazar

Practicar estas posturas de yoga para adelgazar puede traer grandes cambios a tu vida. No se trata de alcanzar el peso perfecto o las curvas que promocionan a través de la televisión o las revistas de farándula, por el contrario, la respuesta está en los beneficios integrales que trae la práctica del yoga y que, como consecuencia, ayuda a tonificar y adelgazar.

Antes de iniciar la lectura de los ejercicios,

Ten en cuenta la siguiente información…

  • Visitar un gimnasio puede resultar atemorizante, muchas veces no nos sentimos cómodos con nuestro propio cuerpo y podemos llegar a sentir vergüenza de realizar ejercicios frente a tantas personas. El yoga es fácil de realizar en casa, notarás los cambios en poco tiempo y además ayuda a encontrar la tranquilidad mental que necesitas para hacer las paces con tu aspecto físico.
  • Este tipo de actividad puede ser categorizada como yoga para principiantes, sin embargo, si no es costumbre en tu vida diaria hacer fuerza, entonces resultará casi catastrófico, necesitarás tiempo para acostumbrarte a sentir que son fáciles de realizar. No te rindas e incluso cuando sientas que se vuelve fácil, intenta empujar tus límites un poco más allá.
  • Cuenta el tiempo con tus respiraciones, puedes iniciar inhalando y exhalando tres veces y luego aumentar la extensión del tiempo. Cuando sientas que ya no tienen la misma dificultad, busca ejercicios de yoga más avanzados.
  • Lleva cuenta de los cambios que comiencen a suceder en tu cuerpo, esto puede animarte a intentar otras actividades, sean de yoga o no, para que puedas sentirte mejor contigo misma.

Las 3 posturas de yoga para bajar de peso

No necesitas tener una manta o ropa especializada para realizar estos ejercicios, con una toalla, alfombra y atuendo cómodo que te dé libertad bastará. Puedes hacerlo en tu habitación o en exteriores, lo importante es que puedas relajarte y luego aprender a sudar.

Para realizar yoga necesitas seguir la corriente, todo tu cuerpo necesita estar conectado y en constante movimiento, por ello ten en cuenta las indicaciones para que realmente alcances tu objetivo: perder peso.

  1. Posturas de yoga para adelgazar abdomen

Posturas de yoga para adelgazar abdomen

El siguiente movimiento te ayudará a generar fuerza en tu abdomen, muslos y ampliará tus caderas. La fuerza es importante, porque cuando la notes, debes saber que la grasa antes alojada allí ha perdido su lugar y ahora son tus músculos los que están marcados.

Una vez de pie, pon la espalda recta, es decir, recuerda no curvearla, para ello puedes asegurarte de empujar la pelvis un poco hacia adelante. Respira y alza los brazos hacia el techo –o cielo–, estira todo tu cuerpo para que despierte y luego inclínate hacia adelante, intentando tocar el suelo con la punta de los dedos. No arquees la espalda, flexiona las rodillas y vuelve a respirar.

El siguiente paso es llevar la pierna –derecha o izquierda– hacia atrás mientras la otra permanece flexionada entre tus brazos. Asegúrate que la rodilla no esté más adelante que el pie y cuando creas que la posición es correcta, puedes descender la rodilla que has llevado hacia atrás.

Respirar es importante, ahora alza los brazos y trata de estirarte hacia atrás, el objetivo es crear la forma de una luna. Recuerda mantener tu cuerpo atento a la posición de cada parte. Esta práctica es magnífica para adelgazar la barriga.

  1. Posturas de yoga para adelgazar piernas

postura de guerrero

Una serie de posturas benéficas para adelgazar los muslos e incluso aumentar los glúteos son conocidas como ‘guerreros’. Son tres variantes y cada postura ayuda a generar grandes cantidades de fuerza y firmeza sobre los muslos y las pantorrillas.

Para realizar la primera variante debes seguir los mismos pasos descritos anteriormente, sin embargo, esta vez no vas a descender la rodilla que llevaste hacia atrás, tu pie se va a posicionar a 45 grados.

Alza los brazos y apoya el peso de tu cuerpo en la pierna que tienes flexionada adelante y en la que tienes estirada hacia atrás, manteniendo el pecho hacia adelante.

En yoga es de gran importancia posicionar la cabeza sobre el corazón y el corazón sobre la pelvis. Es una forma de explicar que necesitas estar con la espalda recta. Puedes llevarla hacia atrás e intentar formar una media luna, sobre todo para expandir tu pecho y ganar un buen estiramiento.

La segunda versión es semejante, la única diferencia es que tu pecho va a encarar hacia la derecha o izquierda, dependiendo de la pierna que tengas flexionada. La mirada siempre al frente y los brazos extendidos perpendicularmente al suelo.

La última versión se realiza de pie, debes alzar una de tus piernas y mantener el balance con la otra. El cuerpo está recto, los brazos pueden ubicarse a los lados o ligeramente hacia atrás y debes concentrar la mirada en el suelo. Esta posición te permite, dependiendo del balance que tengas, realizar movimientos con la pierna alzada para ayudar a aumentar la masa muscular de los glúteos.

  1. Posturas de yoga para adelgazar brazos

Posturas de yoga para adelgazar brazos

Existen diferentes posiciones que pueden ayudarte a fortalecer los brazos en yoga. Esta actividad requiere de fortaleza en el abdomen y precisamente en los bíceps, toma como ejemplo la postura más básica de yoga se conoce como la postura del perro boca abajo, cada vez que la realices puedes estar segura que tus brazos están aumentando su masa muscular, al igual que tu abdomen está ganando fuerza y tus piernas flexibilidad.

Cuando tu práctica sea más avanzada, puedes apoyarte sobre las rodillas y brazos, ambas palmas perpendiculares a los hombros, luego apoya los codos donde estuvieron las manos y extiende ambas piernas hacia atrás. Asegúrate de mirar al suelo, que tu cuerpo sea una línea recta y que los talones estén empujándose hacia atrás mientras te alzas. Es importante que no colapses sobre los hombros.

Practicar yoga asegura que una sola posición ayude para diferentes partes de tu cuerpo mejoren. Esta posición ayuda a que tu abdomen gane firmeza y pierda la grasa que tanto deseas eliminar.

Como se afirmaba al principio, afianzarte más en las enseñanzas del yoga resultará en un cambio integrado para tu vida. Ten en cuenta lo que puede hacer para tu cuerpo, pero también intenta aprender más de lo que una práctica constante significa.

Los beneficios del yoga son incontables, sí, ayuda a mantener una figura atractiva, pero también cuida de tus huesos, el corazón, relaja tu mente contrarrestando el estrés y a su vez mejora las horas de sueño, consecuentemente tu capacidad de análisis se agiliza. En fin, es un cambio necesario para la parte física, mental y espiritual.

ARTÍCULOS RELACIONADOS