6 Posturas Recomendadas De Yoga Para Niños





Los niños son seres altamente activos, llenos de energía y aptos para aprender cualquier actividad que diariamente se presenta, es su naturaleza. Sin embargo, es importante encontrar ese equilibrio que permita desarrollar mejor sus funciones y las 6 posturas recomendadas de yoga para niños ayudarán a lograrlo.





Como toda actividad es importante ser supervisada y contar con las herramientas necesarias para ello. Además, es ideal demostrar que el yoga puede ser una actividad muy entretenida, hacer que los niños logren encontrar diversión, fomentará el interés mejorara los resultados a corto, mediano y largo plazo.

Las 6 posturas recomendadas de yoga para niños

6 posturas recomendadas de yoga para niños

Saludo al sol

Ideal para iniciar las sesión de yoga ya que prepara el cuerpo para los demás ejercicios, consta de aproximadamente 12 poses para completar el ejercicio. La velocidad es un reto y los chicos lo disfrutarán al máximo.

Su secuencia es la siguiente:

Postura de montaña: alargar el cuerpo, respirar hondo, exhalar por la nariz pausadamente y liberar los brazos además de relajar los hombros.





Postura de montaña hacia arriba: subir los brazos y respirar profundo, mirar hacia el cielo y unir las palmas de las manos.

Pose de cigüeña: bajar los brazos y el torso, exhalar y posicionar la frente contra las rodillas, las manos se dirigen a los tobillos.

Postura de plegado frontal: respirar hondo subiendo la cabeza hacia adelante para llegar a la altura de la pelvis alargando la espalda. No hay que forzar las rodillas.

Postura de la plancha (lagartija): exhalar y llevar una pierna hacia atrás y luego la otra para alinear el cuerpo. Los codos deben estar siempre unidos a la cintura y estirar las piernas para cuidar las rodillas. No descuidar la pelvis ni la cabeza.

Pose de perro boca arriba: inhalar hondo al tiempo que se debe bajar la pelvis al suelo y elevar la cabeza. No hay que forzar los codos, es ideal flexionarlos un poco y liberar los hombros.

Postura de perro boca abajo: se puede llegar directamente elevando la pelvis y descendiendo la cabeza. Pero si el cuerpo no está totalmente fuerte es recomendable bajar la cabeza primero, apoyar las rodillas y manos en el suelo. Luego, subir la pelvis y extender las piernas presionando los talones al piso y prolongar la espalda. Exhalar entre tanto se llega a dicha posición.

Postura plegado frontal: acercar un pie hacia adelante y luego el otro para subir la cabeza y el torso por delante. Exhala mientras desciende de nuevo a la postura de cigüeña  (bajando manos en dirección a los tobillos y la frente hacia las rodillas).

Postura de montaña hacia arriba: subir los brazos por los lados, la cabeza y el torso llegan a la dirección al cielo y las manos se unen estando arriba. Inhalar mientras se asciende.

Postura de la montaña: respirar lento y dejar caer los brazos hacia el nivel de la cadera.

Puedes leer más sobre: ejercicios fáciles de yoga para relajarse

Postura de relajación

Acostado boca arriba con las piernas y brazos separados y relajados. No hay que moverse, se debe estar muy tranquilo. Una alternativa a la pose es colocar los brazos a lo largo en forma de estrella de mar.

Pose de árbol

Estar de pie y llevar el otro sobre o bajo la rodilla, que quede dependiente de la flexibilidad. La pierna de base es la que aporta sostén a la postura. Extender los brazos con dirección al cielo (imitando a las ramas de los árboles).

Flexión de espalda

En una pose sencilla se sujetan los tobillos con las manos. Al inhalar con energía, arquea la columna hacia adelante, con los hombros aflojados y la cabeza recta; no hay que mover la cabeza a ninguna dirección. Respirar para llevar la columna hacia atrás.

Seguir con una respiración rítmica y honda. Al inhalar se logra el descenso de la energía por la columna. Para finalizar se respira profundamente manteniendo el aire, se exhala y se relaja. Se recomienda sentarse para sentir la energía circulando por la columna y el resto del cuerpo.

Postura de vela

Acostado boca arriba, se unen los pies, se extienden los brazos a los lados y las palmas de las manos en el suelo.

Se inhala, y al mismo tiempo se elevan las piernas lentamente con ayuda de los brazos. La espalada debe quedar vertical con las manos como apoyo. Para lograrlo, los codos deben doblarse y lo brazos trabajan como soporte.

Comprime la espalada con las palmas de las manos para lograr que quede los más derecha posible. Las piernas y el tronco deben estirarse hasta dibujar un ángulo vertical con el cuello. La barbilla debe comprimirse con el esternón. La frente debe quedar lo más paralela al suelo y la barbilla recta.

Con la parte posterior de los brazos y la zona superior de los hombros presionados se consigue el apoyo absoluto. Se mantiene la mirada hacia el pecho.

Para salir de la pose se desciende lentamente la espalda y las piernas mientras se respira sin hacer movimientos bruscos que puedan causar lesión.

Postura de la rueda

Acostado en el suelo, boca arriba, con brazos y piernas extendidos, se doblan las rodillas y se ayuda con las plantas de los pies, elevar los brazos flexionados por los codos; girar las muñecas y comprimir con las palmas bajo los hombros.

Inhalar y alzar las caderas y la espalda, llevar la cabeza hacia atrás; relajar contra el piso. Inspirar y extender los brazos elevando la cabeza.

La columna estará arqueada con firmeza. Apretar las palmas de las manos y las plantas de los pies con solidez contra el piso. Mantener la pose por 20 segundos. Volver a la posición inicial.

Beneficios del yoga para todos los niños

Las 6 posturas recomendadas de yoga para niños otorgan mejoras en los diferentes quehaceres durante su desarrollo. Ayuda a elevar la autoestima ya que en esta disciplina no existe la competencia ni  la evaluación. El niño podrá realizar las diferentes asanas sin llegar a la perfección sin sentirse decepcionado o afligido.

Su estado físico se ve mejorado ya que tonifica los músculos, ganando fuerza y flexibilidad; ayuda a respirar correctamente lo que a su vez colabora a la serenidad del niño promoviendo un estado de calma, en especial para aquellos que practican yoga para niños hiperactivos, además de impulsar la concentración.

La creatividad se ve intensificada por lo que a la hora de practicar será muy fácil ver al niño jugando con las posturas e innovando en el área.

Se recomienda un guía para la observación de las asanas y así evitar magulladuras. Las 6 posturas recomendadas de yoga para niños gratis serán ideal para emprender una aventura que fomenta el bienestar  y la diversión de los pequeños.

ARTÍCULOS RELACIONADOS