Las Mejores Posturas De Yoga Para Adelgazar

No es secreto los beneficios que el yoga tiene para ofrecernos, y cada vez más se extiende esta gama para presentarnos alternativas realmente sanas para mejorar nuestra apariencia, pero lo más importante, nuestra salud. Las mejores  posturas de yoga para adelgazar son una alternativa para quienes no desean elegir el deporte como vía para lograr una buena figura y una guía de yoga para adelgazar.

Las mejores posturas de yoga para adelgazar

Las posturas estarán dirigidas a trabajar zonas específicas del cuerpo que se desea moldear o tonificar. Como siempre, es vital indagar un poco sobre las técnicas para asegurarnos de los beneficios a obtener ejercicios de yoga para adelgazar.

Las mejores  posturas de yoga para adelgazar

Matsyasana o postura del pez

La postura del pez es una de las posturas (asanas) elementales. Previene y mejora los hombros abombados y el desalineado del cuello. Estimula la glándula tiroideo. Esta postura demanda flexibilidad, ya que es una flexión a la inversa.

Pasos a seguir:

  1. Desde el suelo (posición tumbada), las piernas deben estar a lo largo y los brazos arqueados, las palmas de las manos deben tocar los glúteos.
  2. Empujar los brazos contra el suelo tratando de mantener los codos lo más cerca viable, entre tanto la zona superior de los brazos se eleva junto con los hombros, arqueando el pecho hacia arriba. Se debe separar la barbilla para alargar el cuello, la parte superior de la cabeza irá hacia atrás y apoyada suavemente en el suelo con los codos separados.
  3. Lo que se intenta es elevar el torso desde la zona inferior de la espalda y presionar hacia arriba con el esternón. Se debe realizar con cautela y considerar qué presión se puede hacer para no afectar el cuello.
  4. Se impulsa el esternón hacia arriba para aumentar el arco; para bajar los hombros, los omóplatos deben unirse, mientras el pecho se eleva una vez más. Comprime la parte interna de las piernas. Respirar hondo para sentir la apertura del pecho al realizar esta asana.

Postura de guerrero

Enfocándose en recuperar el equilibrio corporal y mejorando la postura, así como tonificar la piernas, es ideal para adelgazar.

  1. Para iniciar, se debe asumir la postura de la montaña (estar erguidos, de pie y perpendiculares al suelo), tomar aire y separar lo pies. La manos deben estar apoyadas en las caderas.
  2. Girar la pierna derecha con el pie hacia afuera, unos 90 grados aproximadamente. Al lograrlo, girar la pierna y el pie izquierdo hacia adentro (45 grados).
  3. Ajustar las caderas asomando la parte derecha y con la respiración (inhalando) subir los brazos sobre la cabeza, estirar y unir las palmas de las manos.
  4. Exhalar mientras se dobla la rodilla izquierda, bajando sobre el muslo derecho. Al estar la rodilla flexionada se evidenciará el eje del tobillo.
  5. Con la pierna destacada equilibrar el peso del cuerpo junto con la otra pierna. Se sentirá un tensor en la zona posterior de la pierna derecha.
  6. Descender el coxis y abrir la zona frontal de las caderas, el abdomen pélvico y del muslo derecho. Se logrará estirar la espalda. Elevar la cabeza mirando hacia arriba. Debe permanecer la relación entre las piernas y los pies.
  7. Inhalar al estirar la pierna izquierda y exhalar al soltarla, entre tanto, bajar los brazos y el pie derecho irá hacia adelante.
  8. Volver a la postura de la montaña y repetir la asana hacia el lado contrario.

Leer más sobre: 3 Posiciones Básicas de Yoga Para Mujeres

Postura de cobraPostura de cobra

Recomendado para fortalecer los músculos del abdomen, también ayuda a quemar grasa en la zona del vientre.

  1. Acostado boca abajo, las palma deben ir debajo de hombros, exhalar de manera relajante varias veces y luego estirar todo el cuerpo, desde la zona inferior hasta arriba.
  2. Empujar el hueso pélvico contra el suelo con el coxis hacia adentro, levantar las rodilla rectas entre tanto los extremos de los pies se presionan contra el suelo. Tomar aire y elevar el pecho. Permanecer en la posición durante varias respiraciones.
  3. Mover la espalda con las palmas de las manos en el suelo y permitiendo curvar la columna.
  4. Con la espalda en movimiento y los hombros relajados, estirar los brazos y la zona posterior del cuello con la barbilla en dirección a la garganta. Mantener la pose por varias respiraciones.
  5. Se puede combinar la pose con un silbido, el cual se le conoce como “mudra, el sello de la serpiente”.

Postura de vela

Considerada la reina de las posturas, beneficia a todo el cuerpo invirtiendo el flujo de sangre lo que aumenta la irrigación en cara y cerebro.

  1. Colocarse en posición savasana (postura del cadáver, en el suelo boca arriba con brazos y piernas extendidas).
  2. Empujar las palmas de las manos hacia abajo junto al cuerpo, elevar las piernas y ladearas con dirección al pecho.
  3. Exhalar y elevar suavemente los glúteos y la espalda. Una vez elevada la espalda se doblan los brazos y las manos se utilizan para sostener el cuerpo. Se debe respirar con naturalidad.
  4. Presionar con las palmas hacia adelante para alinear la espalda y las piernas logrando que queden vertical al suelo. Con los dedos de los pies, señalar hacia arriba y aproximar el pecho a la barbilla.

Tolerar la pose por 60 segundos al comienzo y pausadamente aumentar el tiempo.

Para salir, se inclina la piernas hacia adelante y la espalda se vira hacia el suelo. Dejar caer las piernas suavemente.

También se recomienda algunas posturas como arco, la tabla, saludo al sol, arado, y soporte de hombros. Todos ellos indicados para tratar zonas específicas del cuerpo y que ayuda a disminuir las calorías. En general, las mejores  posturas de yoga para adelgazar nos permiten tratar más áreas de nuestro cuerpo que no están relacionas con la pérdida de peso.

Conclusión:

Si elegimos estos ejercicios para adelgazar, debemos tomar en cuenta varias cosas:

  • No forzar ninguna asana.
  • Conocer nuestras capacidades físicas.
  • No prolongar la sesión por creer que quemaremos más grasa.
  • Los dolores y mareos son indicativos de que algo no estamos haciendo bien y es necesario parar.

Las mejores posturas de yoga para adelgazar están dirigidas para equilibrar, enriquecer, atender y prevenir males físicos y mentales (estrés, depresión), por lo que son altamente recomendadas para ejercitar el cuerpo y la mente. Sin embargo, hay que conocer qué buscamos exactamente y examinar el nivel de complejidad de las posturas.

Siempre es importante iniciar con posturas básicas y de bajo impacto, practicarlo e ir aumentando el nivel hasta lograr las más complejas sin arriesgarnos a sufrir ninguna lesión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS