Ejercicios De Yoga Más Fáciles Para Niños

Aunque parezca difícil, los ejercicios de yoga para niños son posibles y muy beneficiosos. Los padres no consideran entre las opciones de actividades matutinas una disciplina que busca la paz y tranquilidad a través de posturas que parecen complicadas, sin embargo, es allí donde está el error porque ese es precisamente el principal beneficio.

El yoga está recomendado por médicos para los pequeños de la casa sin distinción alguna, puesto que la búsqueda del equilibrio espiritual y corporal puede servir para que ellos desarrollen una buena base y en un futuro puedan llevar una vida adulta saludable.

El yoga infantil sirve para todos ellos: hiperactivos, tímidos, traviesos o imaginativos. Esta actividad les ayuda a canalizar la energía y, lo más importante, reafirma su autoestima, así puede que el inquieto canalice su energía, el tímido se abra más a las personas, los traviesos mejoren su concentración y los imaginativos expandan sus capacidades.

Cómo hacer los ejercicios de yoga fáciles y básico para niños


No hay que malinterpretar, el hecho de que practiquen yoga no quiere decir que deban abandonar otras actividades. Como se dijo antes, entre los ejercicios para niños este puede ser un complemento importante que ayude a su desempeño en el fútbol, baloncesto, natación, gimnasia, ballet.

A los padres se les recomienda además ayudarlos en su crecimiento con dietas, no en el sentido malinterpretado que se le ha otorgado a la palabra, sino a las comidas balanceadas con alto consumo de frutas y verduras.

Ejercicios fáciles para hacer con niños

poses de yoga para niños

Los más pequeños pueden comenzar desde los 3-4 años y poco a poco seguir evolucionando hasta que sean grandes, esto recomendado por médicos pediatras. Ya conocidos todos los beneficios y también lo que es necesario realmente para poder practicar yoga, aquí se explican algunas posturas que pueden ayudarles a practicar.

Postura del árbol

ejercicios de yoga para niños

Para esta postura es necesario que los niños desarrollen su equilibrio. Deben juntar las piernas, apoyar las manos sobre las caderas y a continuación, sin dejar de observar un punto frente a ellos, elevan una de sus piernas. Cuando sepan que pueden mantener el equilibrio, al principio está bien permitirles tener alguna clase de sostén, deben apoyar la planta del pie contra alguna parte del cuerpo, sea el tobillo, rodilla o muslo.

Las manos se elevan por los aires y deben respirar profundo dos veces. Al terminar, permitan que se relajen. Esto contribuye a que aprendan sobre la tranquilidad, el equilibrio y es magnífico para niños muy agitados.

Postura del león

ejercicios de yoga para niños

Adoptando la posición del gato y la vaca, es decir: apoyados sobre las rodillas, estas alineadas a las caderas, y sobre las manos, palmas alineadas a los hombros,  ambos se encaran y comienzan a estirar el rostro como si fueran leones.

Emitan sonidos que parezcan rugidos y dejen salir la lengua lo más posible cada tanto.

Ayuda a los niños con problemas de tartamudez y timidez, les invita a que sean más expresivos y también ayuda con las articulaciones del rostro.

Postura del leñador

Con los pies separados a la misma distancia que las caderas, entrelazan las manos y al inhalar se elevan los brazos. Al exhalar, descienden hasta que dibujan un arco con la espalda, la barbilla rozando el pecho y los hombros separados del cuello. Deben llevar las manos hacia atrás lo más posible sin que resulte incómodo. Se repite el movimiento varias veces.

Este ejercicio les permite liberar tensión y contraer los músculos del cuerpo, lo que fomenta el fortalecimiento.

Fáciles actividades que pueden realizarse desde casa, incluso, y que sin duda ayudarán mucho a los pequeñines.

¿Cómo son las clases de Yoga para niños?

importancia de la respiración en el yoga

Las posturas de yoga para niños ayudan a que estos adquieran consciencia de su propio cuerpo, ese es uno de los objetivos del yoga y por ello es tan recomendado para quienes sufren de dolores de espalda muchas veces causados por malas posturas frente al computador. Es por ello que, a menos que el pediatra lo contraindique, esta es una forma excelente para que ellos aprendan a manejarse a sí mismos.

Así funcionan las clases de Yoga, difieren bastante de una clase para adultos. Son más personalizadas, los instructores deben conocer el temperamento y las características de cada uno, por ejemplo, el nivel de actividad y energía, sus funciones fisiológicas, su reacción ante experiencias nuevas y su capacidad de atención.

A su vez, los instructores utilizan juegos para acompañar las posturas, así pueden divertirse al mismo tiempo que aprenden a manejar su cuerpo y mente. Canciones, bailes, cuentos y dibujos sirven como una parte integral que los enseña a sentirse felices durante la disciplina y los invita a que puedan explorarla en todos los sentidos.

El yoga es adaptable y por eso es perfecto para niños que sufran de cualquier lesión o patología. El hecho de que la amistad y el amor, además de mantener un ambiente de paz dentro de las clases sean partes fundamentales, les permite mejorar su actitud ante la vida.

La importancia de la respiración en yoga para niños

respiración de niños en yoga

Este punto es de gran importancia, centro del yoga en sí y, por supuesto, para los bebés de casa. Es primordial que ellos reciban ayuda en este aspecto incluso en casa.

Un buen respirar ayuda a que ellos puedan relajar la mente, se calmen, tengan mayor concentración y, por supuesto, potencien su experiencia dentro y fuera del yoga. A su vez, una mente saludable y desarrollada les estimula la creatividad y despeja cualquier tipo de complejo.

Cuando aprenden a respirar con profundidad por la nariz y no a través de la boca, utilizando la barriga y no solo el espacio de sus pulmones, el aparato respiratorio envía mensajes de bienestar al cerebro. Por consecuencia, tienen un estado de ánimo sereno, equilibrado, que permite a su cuerpo funcionar mejor y mantener la salud.

No solo las defensas inmunitarias se benefician, también el hecho de que desarrollen su musculatura y aprendan a mantener una buena postura en todo momento, les ayuda a evitar cualquier desviación o problema en los huesos.