Ejercicios De Yoga Para Tratar Dolencias En La Espalda

Para nadie es un secreto los grandes beneficios que aporta el yoga, cada vez más interviene para atender las necesidades de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Los ejercicios de yoga para tratar dolencias en la espalda aportan un equilibrio entre las causas y los síntomas que podemos presentar.

Ejercicios de yoga para tratar dolencias en la espalda

Las dolencias en la espalda pueden ser resultado de la actividad laboral y la postura en la que solemos estar mucho tiempo. Así como condiciones física como la escoliosis y calambres menstruales en el caso de las féminas.

Como alternativas tenemos la cirugía que en la mayoría de los casos no solucionan por completo el problema y es por ello que se escogen otra opciones mucho más sencilla como ejercicios de yoga para tratar las dolencias en la espalda, pero que con constancia, dedicación y paciencia pueden mejorar notablemente el mal en nuestra espalda.

Ejercicios de yoga para tratar las dolencias en la espalda

Se presentarán una serie de ejercicios explicando en detalle su contenido y cómo deben ser practicados. Todos, siempre presididos por ejercicios de calentamiento para evitar lo adverso a lo esperado.

Para los ejercicios es necesario tener una malla, manta o toalla para realizar los ejercicios, así como de ropa cómoda.

Posición del niño 

Se debe inicia arrodillada, apoyando los glúteos sobre los talones. Llevar la cabeza cuidadosamente hacia el piso hasta tocarlo. Es muy importante que los brazos estén alrededor del cuerpo para lograr mayor relajación.

Esta postura ayuda estirar y elongar la espina, así como aliviar la tensión en el cuello y hombros.

Postura de gato

Tomando la posición del niño se debe elevar, estirar los brazos y arquear la columna hacia arriba. La cabeza debe estar agachada, como si intentáramos tocar el vientre con la frente. Las rodilla, los tobillos y la parte superior de los pies deben estar apoyados del suelo en todo momento.

Una vez logrado la postura, endereza la espalda, posicionándola derecha y recta. A la vez, levantar la cabeza y mirar hacia adelante.

Cambia de una posición a otra lentamente. Es indispensable la respiración, inhalar y exhalar respectivamente para cada una de las posiciones.

Estos movimientos ayudan a crear un poco de líquido sinovial a través de la columna vertebral, lubricando el área y permitiendo que sea más flexible.

Pose de perro

Se debe comenzar con las manos y los pies apoyados en el suelo, con los brazos y piernas estirados. Se debe llevar las caderas lo más alto posible para así estirar al máximo la zona lumbar. Hay que tener la espalda derecha, lo que significa que la cabeza debe mirar el suelo.

Esta ejercicio fortalecerá estirará la columna al mismo tiempo.

Ejercicio de guerrera

Se inicia de pie, realizar un paso hacia adelante con la pierna izquierda flexionándola. La pierna derecha debe estar recta y estirada, logrando el soporte necesario.

Luego, se estiran los brazos lo más que se pueda. Inclinar la cabeza y la espalda levemente hacia atrás, manteniendo la espalda recta. Esto ayudará a lograr un mejor balance y estabilidad del cuerpo.

Estocada derecha

Esta posición es muy recomendad por el impacto positivo que tiene en la cadera. Ideal para las personas con problemas en el nervio ciático.

Se empieza arrollada haciendo una especia de paso con la pierna izquierda la más largo posible.  Luego, tomar la rodilla izquierda con la manos. Mantener la espalda recta y derecha.

La pierna derecha debe estar apoyada de la rodilla, el tobillo y la parte superior del pie. Posterior, se puede levantar el brazo derecho y girar el cuerpo hacia el mismo lado. Se realiza la misma operación con el lado contrario.

Leer más sobre: Yoga para fortalecer la espalda

Ejercicios más específicos para la espalda

Pose de águila

Este ejercicios requiere de mayor flexibilidad en las piernas y hombros.

Comienza de pie, mirando hacia adelante y fija la vista en un punto. Respirar profundamente y centrar la mente. Hay que concentrarse.

Colocar las dos manos sobre las caderas, doblar ligeramente las rodillas y levantar la pierna derecha. Equilibra el peso del cuerpo a la pierna izquierda y aspirar.

Posicionar la pierna derecha frente al muslo izquierdo y oculta el empeine derecho detrás de la pantorrilla izquierda. Afirmas la pose con los dedos de los pues, simulando garras. Los codos deben estar frente al pecho y cruzar los brazos. Asegurar el brazo izquierdo sobre el derecho, presionando el biceps derecho y apoyado en el agujero interno del codo izquierdo.

Esperar 20 segundos, respirar normalmente. Descansa de la pose y luego inicia con la pierna derecha.

Este ejercicio fortalece y estira las pantorrilas y los tobillos, así como los muslos, las caderas, los hombros y la parte superior de la espalda. De igual forma, mejora la concentración y el equilibrio.

Requiere de practica, si no es posible hacerlo en el primer intento, no hay que forzarlo, esperar, llegar hasta donde el cuerpo y su condición lo indique y practicarlo hasta lograr el resultado deseado.

Pose de palomaEjercicios de yoga para la espalda: pose de águila

Esta postura se puede adaptar a la condición de la persona, si hay inestabilidad, se puede mantener las manos en el piso en la primer intento.

Las rodillas deben estar en el piso, la pierna derecha se dobla hacia adelante apoyada en el pido; estirar la pierna izquierda hacia atrás.

Ambas manos se colocan en el pido en cada lado del cuerpo hasta que la ingle llegue al piso.

Si las caderas no están alineadas al mismo nivel, agrega una cobija doblada como soporte de la cadera que se posiciona en el aire.

Llevar el cóxis hacia el pubis, contraer el abdomen y abrir el pecho juntando los omóplatos.

Una vez la espalda estirada y derecha, dirige las manos hacia adelante. Descansa el torso sobre la pierna doblada enfrente. Si no se logra flexionar hasta el piso, las manos pueden servir de apoyo, o los codos hasta donde puedas. Mantener la postura por 5 respiraciones.

Para dejar la postura, sigue las mismas indicaciones a la inversa y repite con la otra pierna.

Este ejercicios es ideal para tratar problemas en la parte baja de la espalda, glúteos y gemelos. Ayuda a mejorar la flexibilidad de las piernas y caderas.

 

¿Qué ejercicios puedo realizar y cuáles no?Yoga para la espalda

Los explicados anteriormente, son ejercicios de fácil comprensión y con práctica se logran resultados realmente buenos. Algunos, como los dos últimos mencionados, requieren de ciertas condiciones logradas previas con calentamiento y otras poses, por lo que se deben hacer con cautela y sin prisa, como todo en el yoga.

Los ejercicios de yoga para tratar dolencias en la espalda pueden significar un antes y un después de la condición del individuo, logrando equilibrio y mejorando la relación cuerpo mente, lo que permite estar más activo y responder a diversas actividades de bajo, mediano y alto rendimiento.

Aun con los beneficios nos aporta el yoga, es fundamental consultar con su especialista antes de realzar cualquier actividad física.

Existen nombres alternativos para las posturas planteadas, así que es ideal leer en qué consisten y saber cual es el indicado para cada parte del cuerpo. Los ejercicios de yoga para tratar dolencias en la espalda son muy variados y aportan otros beneficios en zonas vecinas a la espalda.

Compartir