Como hacer yoga para el estrés de manera rápida

Una de las razones por las que el yoga se haya convertido en tan popular es el hecho de que las posturas no sólo garantizan la flexibilidad y la rigidez física de los practicantes, sino también el equilibrio emocional, por medio de la meditación y los ejercicios de respiración. Pero, cómo hacer yoga para el estrés.

como hacer yoga para el estrés

Piensa en la última vez que te has quejado por sentirte estresada. La mayoría de nosotras diría que sólo unas horas nos sentimos estresadas. En la vida que llevamos actualmente, sufrimos una avalancha de posibles factores de estrés.

Observar a una niña cruzando una calle de tráfico intenso o simplemente ver la tragedia más reciente en las noticias hace que nuestras glándulas suprarrenales entren en hiperactividad. Vivir bajo el dominio de la adrenalina es un peso para el cuerpo, es desagradable para la psique y rebaja el yo emocional. No tiene ninguna gracia y necesitamos, por lo tanto, encontrar la manera de liberarnos de él. La práctica de yoga nos ayuda a soltar y liberarnos de las tensiones de una manera positiva.

Ejercicios de yoga para el estrés y para relajarse

Las asanas (posturas) son una gran manera de trabajar físicamente el estrés mental. Centrar la atención en el cuerpo durante la práctica de cualquier asana constituye un respiro de las preocupaciones habituales con otros problemas y explica, en parte, por qué las personas se sienten tan renovadas después de una sesión de yoga. Para el cansancio físico y mental, la siguiente secuencia de asanas, practicada lenta y tranquilamente, es una gran manera de descansar. Estas posturas abren el cuerpo, dando al sistema nervioso una oportunidad de relajarse. Ellas ayudan a recargar las baterías sin necesidad de consumir energía. Además de combatir el estrés, ayudan a crear reservas de energía para hacer frente a situaciones como las de las enfermedades crónicas, los períodos menstruales u otras en que no haya necesidad de revitalizar.

Asanas yoga para ansiedad 

Postura del niño sobre un cojín: siéntate sobre los talones con los dedos y las rodillas bien separadas. Coloca una almohada o una pila de mantas dobladas debajo de la ingle. Acomoda el torso sobre el apoyo, que debe tener la altura suficiente para que él quede en posición paralela al suelo y la longitud suficiente para poder también descansar la cabeza sobre él. Lleva los brazos hacia los lados, alineando los codos con los hombros. Gira la cabeza para descansar en uno de los lados de la cara. Siente la presión del vientre contra la almohada como un masaje suave a cada inspiración. Permanece en esta postura de uno a cinco minutos, soltando todas las tensiones.

Postura del niño sobre un cojín

Flexión hacia atrás sobre almohada inflable: siéntate hacia atrás sobre la almohada inflable, con las dos rodillas flexionadas y los pies en el suelo, acuéstate con la espalda sobre la almohada, pero los hombros y la cabeza en el suelo. Extiende las piernas hasta donde sea cómodo. Si lo deseas, utiliza un cinturón suave alrededor de los muslos para mantenerlas en su lugar. Coloca el hueso de la cadera como el punto más alto de la curva. Descansa en esta posición de dos a ocho minutos. Para salir, desplázate hacia un lado de la almohada inflable.

Flexión hacia atrás sobre almohada inflable

 

Conclusión

Recuerda que el estrés es la causa de muchas enfermedades, la mejor manera de atacar estos problemas es practicando yoga y si puedes todos los días aún mejor. Si estás empezando tranquilo, todo toma su siento para hacerlo bien, solo sigue con la practica diaria para ser más tarde una excelente practicante de esta disciplina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS