Como Hacer Yoga En Casa Para Principiantes

La práctica diaria del yoga puede ayudar a cualquiera a mantenerse sano, ser más productivo, relajado y feliz durante el día. Además, estos beneficios no son sólo para disfrutar. Realizarlas en tu hogar te ayudarán a cambiar la energía del lugar. Sigue leyendo y aprende como hacer yoga en casa para principiantes.

tipos de posturas

Ser un principiante no es fácil, sin embargo sentir los movimientos a través de una progresión de poses donde todos los músculos se sienten ocupados es una sensación maravillosa. No dejes que las experiencias de los demás te guíen, nadie espera que domines las asanas en el primer día.

El yoga es un ejercicio intenso y holístico que busca encontrar una armonía entre cuerpo y mente, a través del desarrollo de tres factores importantes:

  • Equilibrio
  • Fuerza
  • Flexibilidad

Esta combinación, al trabajar las extremidades, hombros y torso dejan como resultado poder mantener posturas y controlar la respiración sin dificultad. Con el tiempo, se buscará empujar más allá de los límites del cuerpo.

Razones para comenzar una práctica en casa

Una vista rápida a través de los beneficios de establecer una práctica regular de yoga en el hogar, es que debe motivar a:

  • Crecimiento exponencial: cuando se hace con regularidad, los efectos de cada sesión no tienen la oportunidad de desgastarse antes de volver a comenzar.
  • Autoconocimiento: practicar por tu propia cuenta te ayuda a aprender a auto-regularte y auto-tranquilizarte.
  • Autoayuda: cuanto más se practique, mejor se obtendrá una evaluación de cómo ha ido la sesión. Por lo que se recomienda elegir una rutina que contrarreste lo que está pasando mental, física y emocionalmente.

Todo esto se puede obtener sin gastar un centavo. No obstante, el mayor de los entusiasmos no hará que las sesiones sean reconfortantes si no están compenetradas con algunas pautas que te ayudarán a mantener todo bajo control.

Consejos para practicar yoga

Uno de los grandes beneficios de comenzar las sesiones en el hogar es que puede realizarse casi en cualquier momento que se desee. Antes de comenzar, es útil tener en cuenta las siguientes cosas al prepararse para una sesión de yoga en casa para principiantes.

  1. Elegir el momento indicado: practicar yoga por la mañana es considerado el mejor horario porque ayuda a mantener los niveles de energía altos durante el día. Sin embargo, si no sucede a primeras horas, no debe ser una excusa para saltar la práctica.

Es necesario elegir un horario que resulte conveniente. Como por ejemplo:

  • Tarde por la mañana
  • Antes de la hora de almuerzo
  • Por la noche luego de un día ajetreado. En estos momentos, es una buena manera de refrescar la mente y liberar estrés.
  1. Ubicar el lugar más cómodo: lo ideal es tener una pequeña habitación privada para la práctica diaria. Con el tiempo, se crearán vibraciones positivas en la habitación, proporcionando sanación, fuerza y confort a todos los que allí habitan.

yoga en casa

  • En caso de que no sea posible, puede elegirse un espacio tranquilo en cualquier lugar que sea suficientemente grande como para extender la estera de yoga.
  • Todo lo que se necesita es asegurar que sea un espacio ventilado y lejos de muebles u objetos afilados.
  1. Practicar con el estómago vacío: siempre se practican mejor en un estomago ligero o vacío. Lo recomendable sería esperar 2 ó 3 horas después de la comida para meditar.
  2. Realizar calentamientos antes de hacer posturas intensas: es una necesidad absoluta, de lo contrario se está en riesgo de tensar los músculos.
  • Comienza por calentar el cuerpo
  • Realizar estiramientos corporales para aportar flexibilidad
  • Pasar a las asanas más intensas
  1. Mantener una vestimenta simple: lo ideal es utilizar ropa cómoda, mantener alejado cualquier tipo de joyería excesiva y evitar utilizar maquillaje.

Rutina de yoga para principiantes 

La práctica en casa ayuda a escuchar lo que ocurre en la mente y en el cuerpo, dando la paz necesaria para alcanzar el equilibrio. Los diferentes tipos de posturas ayudan a liberar las cargas emocionales y físicas que se acumulan durante el curso de la vida diaria.

Postura de la montaña (Tadasana)

como hacer yoga en casa para principiantes

  • De pie, con los talones ligeramente separados coloca los brazos a lo largo del torso.
  • Equilibra el peso corporal en los pies.
  • Al inhalar, alarga el torso y al exhalar suelta los omóplatos lejos de la cabeza.
  • Respira con tranquilidad.

Perro abajo (Adho mukha svanasana)

cuerpo y mente

  • Siéntate sobre los talones, estira los brazos hacia delante en la estera y baja la cabeza.
  • Levanta lentamente las caderas formando una V invertida.
  • Presiona los talones hacia abajo estirando los isquiotibiales y alargando la columna vertebral.

Luna creciente (Anjaneyasana)

Razones para comenzar una práctica en casa

  • Desde perro hacia abajo, lleva el pie derecho hacia adelante entre las manos, coloca la rodilla izquierda en el suelo y lleva ambas manos a la rodilla derecha.
  • Después de 5 a 10 respiraciones, cambia las piernas. Procura salir de la posición suavemente.

Cobra (Bhujangasana)

Rutina de yoga para principiantes en casa

  • Acostado boca abajo con los pies juntos y los dedos de los pies planos.
  • Coloca las manos hacia abajo por debajo de los hombros en la alfombra, levanta la cintura y levanta la cadera mientras inhalas.
  • Retira el torso con el apoyo de las manos.
  • Mantén los codos rectos y asegúrate de que los hombros estén lejos de los oídos.
  • Exhala mientras vuelves al suelo.

Postura del niño (Balasana)

consejos para practicar yoga en casa

  • Ponte de rodillas en el suelo.
  • Con los dedos de los pies tocando la estera, abre las rodillas y dobla las caderas hacia adelante.
  • Descansa la frente en el suelo y estira los brazos frente a ti.

Postura fácil (Sukhasna)

sesión de yoga en casa para principiantes

  • Siéntate cómodamente sobre la estera con las piernas cruzadas. Es decir, pierna izquierda dentro del muslo derecho y pierna derecha dentro del muslo izquierdo.
  • Mantén la columna vertebral recta.
  • Coloca las manos sobre las rodillas.
  • Relaja el cuerpo y respira suavemente.

Toma este momento antes de finalizar la práctica para agradecer al universo todas las cosas buenas que suceden a tu alrededor.

Estas asanas, en combinación con las recomendaciones anteriores te ayudarán a superar los obstáculos que te impiden iniciar. Funcionan muy bien, todo lo que necesitas es dedicar unos pocos minutos al día.

ARTÍCULOS RELACIONADOS